Niños en la playa.

En nuestras vacaciones en familia debemos recordar prestar la debida atención a los niños, el ambiente distendido y relajado de esta época del año puede ocasionarnos algún que otro susto.

Las principales amenazas de la playa para los niños son cuatro:

  1. El sol. Una exposición excesiva sin protección puede ocasionar quemaduras graves en la piel, insolación, dolor de cabeza, vómitos, diarrea e, incluso, convulsiones.
  2. El calor. Aunque los niños estén protegidos de los rayos UV, el calor en sí mismo puede ser muy perjudicial para ellos y provocar, por ejemplo, la deshidratación de los pequeños o una bajada de tensión.
  3. El mar. El movimiento de las olas, las corrientes submarinas, el fondo irregular, las rocas que no siempre se ven y las medusas son algunos de los riesgos que alberga el mar. Además, siempre existe el peligro de que los niños más inexpertos traguen agua salada cuando nadan.
  4. La extensión. Jugar en casa o en el parque no es lo mismo que hacerlo en la playa, donde el área es mucho mayor y, además, hay grandes concentraciones de gente. Un minuto basta para perder de vista a los niños, o para que ellos se pierdan y no sepan cómo encontrar a sus padres.

Tener en cuenta estos 4 sencillos puntos, nos ayudará a tener controlados a los mas pequeños de la casa y poder tener unas vacaciones divertidas y sin sobresaltos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s